Alimentación

La alimentación de la mayoría de las psitácidas está compuesta en gran parte por semillas. En el comercio encontraremos diferentes mezclas específicas. No habrá problema en encontrar una mixtura para agapornis y/o ninfas (suele usarse la misma mezcla de semillas), periquitos o grandes loros.

Si usamos como base de la alimentación de nuestras aves la mixtura, es importante que ésta sea de buena calidad. Nosotros recomendamos la mixtura Ornicomplet de Legazín, formulada por AECA, aunque también podemos encontrar otras mixturas de calidad en el mercado, pero tenemos que tener algunas cosas en cuenta a la hora de elegir nuestra mixtura:

-Que tenga variedad de semillas. Para las ninfas y agapornis la mixtura habitual que venden para periquitos suele ser insuficiente.

-Que no contenga una alta proporción de pipas. Hay muchas mezclas que contienen estas semillas en exceso, y esto no es saludable para nuestras aves. Las mejores mixturas para agapornis y/o ninfas no contienen (o contienen en muy poca cantidad) estas semillas.

-Las semillas tienen que tener un aspecto saludable. Se verán brillanes, libres de cualquier rastro de bichos o moho ("telarañas", "hilillos", olor rancio, aspecto sucio o poco saludable...).

-En caso de dudar de la frescura de las semillas, siempre podemos hacer una prueba de germinación (ver germinados) que nos saque de dudas (si germinan casi todas las semillas, la mezcla es fresca, mientras que si germinan solo unas cuantas, es mejor desecharla).

También ofreceremos cada 2 días comida fresca a nuestras aves. Podemos ofrecerles, según la temporada: lechuga, pepino, zanahoria, berenjena, maíz, hojas de acelga, espinacas, brócoli, piña, melocotón, fresas, arándanos, cerezas, kiwi, melón, albaricoque, uvas, manzana, pera, higos, bayas, apio, diente de león… Hemos de procurar que éstos no estén sulfatados, pero ante la duda, los lavaremos bien antes de ofrecérselos. Son perjudiciales: coles, patatas crudas y verdes, alubias verdes, pomelo, limón, ciruela, aguacate... Como norma general, antes de darles un nuevo vegetal o fruta, nos informaremos de que no sea tóxico para nuestras mascotas. La comida fresca se les pondrá por la mañana y la que haya sobrado se la retiraremos por la tarde, ya que se deteriora rápidamente. Nosotros les ofrecemos cada dos días una ensalada de fruta y verdura a nuestras aves, pues creemos que la alimentación fresca y natural es primordial para su salud, ya que contiene vitaminas y minerales de la mejor calidad.

Como extra podemos darles mijo o panizo en rama, que les encanta a los loros de pico pequeño como los agapornis, ninfas o periquitos. Podemos ofrecerles un trozo de unos 5 cm. (por ave) una o dos veces por semana.

El mijo en rama también se suele usar para alimentar a pájaros convalecientes y para ayudar a los polluelos que están pasando de la papilla o la alimentación paterna a la alimentación sólida, ya que las semillas son más blandas y fáciles de digerir.

En época de cría tendremos que ofrecerles también pasta de cría, que contiene proteínas extra necesarias para el desgaste que sufren los progenitores y el correcto crecimiento de las crías. Es recomendable empezar a darles la pasta de cría al menos una semana antes de colocarles los nidos para que se vayan acostumbrando a ella.

También las semillas germinadas son una eficaz fuente de vitaminas para esta época de desgaste, además, proporcionadas justo antes de la colocación de los nidos, incitan a las parejas a entrar en celo por su alto contenido en vitamina E. De todas maneras nosotros pensamos que las semillas germinadas son necesarias en toda alimentación equilibrada, pero éstas se ofrecerán ocasionalmente (generalmente nosotros les damos una vez a la semana), excepto en época de cría o muda, que se les ofrecerán más a menudo.

 

En épocas de convalecencia, muda... quizá sea necesario darles algún tipo de suplemento alimenticio. Para esto hay diversos preparados vitamínicos de venta en las pajarerías. También en estas ocasiones la pasta de cría y las semillas germinadas pueden ayudar al ave a recuperar fuerzas.

 

También les pondremos en la jaula un hueso de sepia o una piedra de cal específica para aves (de venta en pajarerías) que les proporcionará el calcio y los minerales necesarios, además de ayudar al desgaste del pico.

 

Por supuesto nunca debe de faltar el agua limpia y fresca. El agua del bebedero la cambiaremos una o dos veces al día (según lo que ensucien nuestras mascotas, o según la época del año). Si es de tubo, podemos cambiarles el agua cada 2 ó 3 días. Lo idóneo es acostumbrarlos a beber en bebederos de tubo con bolita (como los que se usan para hámsters y otros roedores), de esta manera nos aseguraremos que el agua siempre esté limpia. De todas maneras, cambiaremos el agua y limpiaremos el bebedero al menos una vez por semana, y más a menudo en verano. También hay que vigilar que dichos bebederos no se atasquen. Igualmente, si les tenemos puesta la bañera de continuo, cambiaremos el agua de ésta diariamente, ya que también beben de ella.


Hay quienes utilizan pienso especialmente formulado para agapornis, ninfas u otros loros. Este pienso está pensado para cubrir todas las necesidades básicas del ave, de manera que si suele rechazar algunos alimentos (se dedica a comer sólo sus semillas favoritas o rechaza la mayoría de alimentos frescos), con el pienso nos aseguraríamos de que no le falte de nada.

Suele usarse como alimento base (en sustitución de las semillas) o como complemento. En el primer caso, se utiliza el pienso para alimentarlos a diario y las semillas se les ofrece en pequeñas cantidades un par de veces por semana. En caso de usarlo como complemento, el pienso se les ofrece junto a las semillas. En cualquier caso, nunca debe faltar la comida fresca en su dieta.

El problema del pienso es que es bastante más caro que las semillas y la adaptación a la nueva alimentación puede ser dificultosa, especialmente en ejemplares adultos.

Si optamos por el pienso, ya sea como base de la alimentación o como complemento, lo ideal sería acostumbrar a las aves desde el mismo momento del destete.

Así y todo, aunque las nuevas formulaciones de pienso son bastante prometedoras y aseguran una nutrición totalmente equilibrada, mi opinión es que dándoles regularmente frutas y verduras además de una buena mixtura, la alimentación de nuestras aves será equilibrada... Pero opiniones al respecto las hay de todos los tipos, así que invito al propietario a que se informe sobre los pros y los contras de una alimentación u otra, incluso que pruebe varias opciones... y finalmente, que sopese los resultados, saque conclusiones y decida por sí mismo.

 

Importante:

  • Nunca les ofreceremos productos lácteos (leche, queso, yogur...), ya que las aves no pueden digerir la lactosa, con lo que convierte a estos productos en peligrosos para nuestra mascota.
  • El chocolate, el café, las patatas fritas, los alimentos salados o procesados están totalmente prohibidos. Si queremos ofrecerle algo a nuestro loro de nuestra mesa, nos limitaremos a las verduras y frutas, algún trozo de pan, fideos o granos de arroz crudos, o algún fruto seco sin sal.

 


Para cualquier duda, pregunta o sugerencia, no dudes en escribir:

 

pequeloritos@gmail.com