Adiós a Miki

Hoy es un día triste para Peque Loritos. Hoy nos ha abandonado un ave muy querida y que significaba mucho para nosotros. Al llegar y verla sin vida no podía dejar de pensar: "No, Miki, tú no", y es que Miki no era una ninfa cualquiera, Miki era todo un emblema para Peque Loritos, y desde aquí quiero dedicarle estas palabras:

 

"Querida Miki, tú fuiste nuestra primera ninfa, y además nuestra primera ave papillera, la que nos abrió el mundo a las aves como animales de compañía. Eras tan cariñosa... Hasta te quedabas dormida encima de mí a la hora de la siesta; pasábamos mucho tiempo juntas. Más adelante quise que tuvieras pareja y vivieras con los de tu especie, y te busqué a Tommy, un macho también papillero y muy simpático. Aunque pasaste a vivir en una amplia voladera rodeada de los tuyos, cada vez que entrábamos a ella tú, junto con Tommy, te subías a nuestro hombro para darnos la bienvenida.

Con Tommy tuviste ninfas preciosas... Hoy Tommy estaba dentro del nido protegiendo algo cuando me he asomado, y es que nos has dejado un precioso huevito antes de tu marcha... No sé si Tommy será capaz de sacarlo adelante solo, pero se lo dejaremos de momento, por si surgiera el milagro.

Muchísimas gracias por todo el tiempo que hemos compartido, aunque haya sido poco para lo que suelen vivir las ninfas... Adiós Miki, notaremos mucho tu ausencia cuando no acudas a saludarnos al abrir las puertas del aviario...".

 

(En la foto: Tommy a la izquierda y Miki a la derecha)